Encuentran a cinco niñas abandonadas por ‘coyotes’ en la frontera de Texas

Cinco niñas de Honduras y Guatemala fueron encontradas el domingo en las tierras de un agricultor de Texas, hambrientas y llorando después de que sus familias las dejaran para que entraran solas a Estados Unidos.

Tres de las niñas son de Honduras. Tienen siete, tres y dos años. Las otras dos son de Guatemala y tienen cinco años y 11 meses. Los agentes pudieron identificar a las menores porque traían anotados los números telefónicos de sus familiares; incluso la niña de 11 años lo llevaba escrito en su pañal.

Al menos hasta en tres ocasiones las cámaras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza han captado cómo los traficantes de personas lanzan desde encima del muro a los pequeños o los dejan solos en zonas agrestes, poniendo su vida en peligro.

Las niñas no requirieron atención médica y fueron llevadas a la estación de Uvalde para su procesamiento para ser puestas bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Jimmy Hobbs y su esposa, en cuya tierra aparecieron las niñas, dieron una entrevista al congresista de Texas Tony Gonzales que se publicó en Twitter después de que la pareja enviara fotos y vídeos a grupos de redes sociales que hacen campaña por un control fronterizo más estricto.

Gonzales también compartió una imagen desgarradora de las niñas tendidas en el suelo. En uno de los vídeos que compartió, Katie contaba de fondo: «Estas niñas has sido arrojadas al otro lado del río, aquí en nuestra granja. Si esto no te enfada y te da ganas de salir a la calle, no sé qué lo hará. No tienen madre, ni padre, ni nada. Esta es una de las esposas de nuestros trabajadores aquí mismo cuidando a esta pequeña. Nadie está con estos niños».

Hobbs es un agricultor de cebollas y sandías que ha vivido en la tierra que posee durante toda su vida. La finca está en Quemado, Texas, en la frontera con el estado mexicano de Coahuila.

El agricultor cree que las niñas habrían muerto si él no las hubiera encontrado y que la situación en la frontera es la peor en los 75 años que ha vivido en la finca.

Él y su esposa advirtieron que habrá «miles más» que se pondrán en peligro y morirán este verano tratando de cruzar ilegalmente la frontera a medida que aumentan las temperaturas.

«Es desgarrador encontrar niños tan pequeños que se las arreglan solos en medio de la nada», dijo en un comunicado Austin Skero II, jefe de la dependencia del sector Del Río. «Desafortunadamente, esto sucede ahora con demasiada frecuencia», añadió.

Desde que el presidente Joe Biden llegó a la Casa Blanca, la frontera sur ha visto un aumento abrumador de niños que llegan sin la compañía de un padre o adulto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí